Coaching Jurídico, ¿tendencia o necesidad?

El coaching es una disciplina que inició en el campo deportivo, en el cual un entrenador se encarga de potencializar las habilidades que posee un deportista, con el fin de lograr su mejor desempeño y desarrollo profesional, a través del autoconocimiento, la seguridad y la confianza.

Los abogados no han sido ajenos a esta realidad y, por el contrario, cada vez buscan más herramientas para convertirse en grandes personas, líderes que conozcan a su equipo de trabajo y en mejores asesores para sus clientes, aprendiendo a comunicarse y a manejar sus emociones.

El coaching jurídico no es una modalidad de estudio, pues apenas está en su etapa de formación. Sin embargo, ello no obsta para que los profesionales del Derecho se certifiquen en alguna de las organizaciones nacionales o internacionales que regulan estas prácticas profesionales.

Es muy importante que los abogados puedan contar con recursos y destrezas que les permitan reconocer su entorno, entender al ser humano que está activando el que hacer legal y qué hay detrás del mismo. De esta manera, se pretende resolver situaciones en liderazgo y gestionar las propias emociones, logrando mayor rendimiento personal y corporativo.

Para llegar a ser un verdadero coach jurídico, el abogado debe querer hacerlo y, por ende, contar con la capacidad de conectar con su ser y el de su cliente, en busca de la mejor solución para una situación o conflicto planteado. (2018, Junio)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?